Errores típicos en el homestudio

5 Errores típicos en el homestudio

La verdad es que hay una serie de errores típicos en el homestudio que, hayamos estudiado sonido o no, solemos cometer la mayoría de nosotros cuando nos lanzamos a la aventura de grabar y producir nuestra propia música.

Muchos de ellos vienen propiciados por viejos conceptos o por falsas creencias que hacen que tengamos una idea equivocada de cómo deben ser las cosas y de cómo debemos encarar un proceso que se puede hacer muy frustrante si no cuidamos algunos detalles, es decir, si no cometemos esos errores.

Yo he estado ahí y durante mucho tiempo pensé que mi problema era que no era posible sacar buenas grabaciones en las condiciones en las que trabajaba, que posiblemente sean parecidas a las tuyas. Pero nada, más lejos de la realidad, el problema era que mi técnica y mi mentalidad todavía no eran las adecuadas.

Por eso quiero, con este artículo, ahorrarte frustraciones y ayudarte a descubrir algunas prácticas que si no forman parte de tu día a día debes implementar ya mismo.

 

Errores típicos en el homestudio

1. Grabar demasiado “caliente”.

Toda la vida he escuchado que tengo que enviar la señal de mi instrumento o micro lo más “caliente” posible, es decir, los medidores de entrada deben estar naranja, quizá con picos en rojo ocasionalmente. Esto es algo que viene del mundo analógico para poder reducir al máximo la relación señal/ruido, pero es una práctica que no tiene sentido en el mundo digital porque es contraproducente. Con esto lo único que conseguimos es matar el rango dinámico de la mezcla y dejarnos poco margen de maniobra.

Esto es lo que hago yo: enchufo mi entrada y ajusto la ganancia de manera que mi interpretación pique sobre -12 dB, de esta manera tengo “headroom” suficiente para jugar en la mezcla y para el master. Eso significa limpieza, claridad y espacio ya desde el primer momento.

 

2. Escuchar a un volumen demasiado alto

Sé que es fácil emocionarse y subir el volumen de tus monitores para escuchar todo bien y con claridad, pero la verdad es que te estás haciendo un flaco favor por muchas razones. Por un lado, estás fatigando tus oídos, de manera que se van a cansar antes. Por otro lado, cuanto más fuerte mezcles, más involucras la sonoridad de tu sala en la ecuación, por lo que si tu sala no es perfecta (como todas) estás introduciendo rebotes y reflexiones indeseadas en tu punto de escucha. Además, nuestro oído interpreta determinadas frecuencias de manera diferente a medida que le llegan más decibelios, acusándose las diferencias cuanto mayor sea el volumen. Por último, deja que te diga que si eres capaz de que todo suene bien y en su sitio a un volumen bajo, también sonará bien a un mayor volumen. Es una gran herramienta para conseguir balance.

Creo que te he dado muchos argumentos para que mezcles más bajo. Tus oídos y tu música lo agradecerán.

 

3. No colocar los monitores correctamente

Escoger el punto óptimo de escucha es algo fundamental y que debe hacerse teniendo en cuenta diferentes variables (que ahora no me voy a poner a detallar), pero si tus monitores no están bien colocados, estarán mintiendo a tus oídos.

Primero asegúrate de que tienes desactivado cualquier filtro o “colorante”. Ya sé que mola tener un boost en graves cuando escuchas música, pero esto te perjudica a la hora de mezclar.

Segundo, utiliza la regla del triángulo equilátero. Coloca ambos monitores a la altura de tus oídos (el cono del altavoz tiene que estar a la misma altura que tus oídos cuando estás sentado en tu silla de trabajo) y traza un triángulo equilátero imaginario cuyos vértices serán tu cabeza, y los dos altavoces. Ese es el ponto óptimo de escucha o “sweetspot”.

 

 4. No utilizar pistas de referencia

A pesar de que pongas en práctica todo lo que te he explicado con anterioridad, tampoco vas a tener la garantía de que tu escucha sea 100% fiable, por lo que necesitas que alguien te diga cómo debería sonar tu cadena de audio en condiciones ideales. ¿Por qué no preguntárselo a un ingeniero “top”? ¿Cómo? Reproduciendo por tu sistema un tema “profesional” parecido al tuyo para ver cómo se comporta. Es decir, utilizar pistas de referencia. Mira este artículo en el que te explico cómo.

 

5. No ponerte una fecha límite

Este error es muy común y uno de mis favoritos, porque es el más fácil de remediar. La solución es barata y no consume recursos. Ponte una fecha y comprométete con ella. No abandones el proyecto y finaliza aquello que comienzas. Sólo terminando y “entregando” obtendrás una retroalimentación de tu trabajo y aprenderás algo. Sé que es más dificil de llevar a cabo de lo que parece, pero es factible si te planteas un plazo razonable. Te permitirá ir al grano y evitar la procastinación que hace que abandones tus proyectos.

 

Si tienes en cuenta estos pequeños consejillos, tu música lo notará y verás cómo crean una gran difencia. Son soluciones a errores que puedes implementar ahora mismo y que no te van a costar nada, asi que… ¡ya estás tardando!

 

Espero haberte ayudado, si crees que esto puede ayudar a alguien más no dudes en compartirlo. Y si hay otros errores que creas que no deben cometerse a la hora de encarar tus producciones, compártelos con nosotros, tengas la solución o no.

¡Ah! Y no olvides suscribirte para tener estos y otros recursos gratis en tu email. Descárgate la guía. ¡Es GRATIS!
Opt In Image
Suscríbete y recibe GRATIS este eBook
Una guía de más de 50 páginas para subir tu música al siguiente nivel.
  • Valorada en 19€. ¡GRATIS ahora!
  • Guía paso a paso para que tu música vea la luz.
  • Incluye enlaces a otros recursos gratuitos.
  • De la composición a la masterización.
  • Te explico cómo puedes adaptar el proceso de producción a tus necesidades, posibilidades y recursos.

Podrás darte de baja cuando quieras. 100% libre de spam. Te resuelvo cualquier duda en info@esongpro.com

1

Miquel Concú

webfacebookinstagram

Soy un músico independiente. Creo y produzco música de manera autónoma desde cualquier lugar. Me he empeñado en derribar mitos y barreras para que todos podamos compartir nuestra música con el mundo.

Un comentario en “5 Errores típicos en el homestudio

  1. Pingback: Proyecto "12 meses, 12 singles" - eSONGpro