Angie Teatro

La canción del músico mercenario

Qué importante y bonito es poder hacer lo que te gusta en la vida. Para muchos, la música. ¡Ay! Sí. Vivir de esta profesión es una suerte que no todos tienen. A pesar de movernos en un país tan culturalmente manco, tan de ilegalidades y abusos; a pesar de la tremenda falta de profesionalización y respeto…. Ser músico es lo más.
Por eso, hay un concepto en el gremio que me pone en modo gremlin mojado: el de “mercenario”.

En una ocasión fui a un “casting” de un grupo que buscaba teclista/corista. El guitarrista, el líder, parecía el exterminador de unas oposiciones a, yo qué sé, Presidente del Universo. Improvisa aquí, toca esto, canta lo otro…
Yo, obediente.

Me cogieron.

Qué contentos todos.

Y entonces me soltó una retahíla de normas y exigencias basada en ensayos a tutiplén, inversión a fondo perdido en tiempo y money por un proyecto que, según él, era lo más. Su filosofía acabó con la guirnalda de… “Aquí no queremos músicos mercenarios”.

Y en ese instante me creció un cuerno, me volví unicornio y me fui volando. Pocas cosas me repatean tanto como la de oponer profesionalidad a pasión. Dinero a arte. Como si no se pudiera hacer un trabajo con corazón, como si tuviéramos que donar nuestro tiempo, talento y conocimientos para demostrar que amamamos al arte más bello. A mi me gusta un si bemol más que a un tonto un lápiz, pero no te lo regalo si no quiero, tío.

Este tipo de sucedáneo de músico que echa tierra sobre todos nuestros tejados, hacen todavía más difícil una profesión con muchas batallas pendientes. La devalúan y así alimentan al tonto de pueblo que te pregunta: “Vale, eres músico. ¿Pero de qué trabajas?”.

En definitiva… Que a veces el enemigo está dentro. Y lo más curioso es que, aunque desprecian que un músico pida su dinerito, exigen que te comportes y toques como el más pro. Así, no arreglamos esto.

Opt In Image
Suscríbete y recibe GRATIS este eBook
Una guía de más de 50 páginas para subir tu música al siguiente nivel.
  • Valorada en 19€. ¡GRATIS ahora!
  • Guía paso a paso para que tu música vea la luz.
  • Incluye enlaces a otros recursos gratuitos.
  • De la composición a la masterización.
  • Te explico cómo puedes adaptar el proceso de producción a tus necesidades, posibilidades y recursos.

Podrás darte de baja cuando quieras. 100% libre de spam. Te resuelvo cualquier duda en info@esongpro.com

2

2 comentarios en “La canción del músico mercenario

  1. Eneas Hace 1 año

    Qué gran verdad. No nos hacemos ningún favor a nosotros mismos, ni a nuestros compañeros ni a la música aceptando trabajar gratis. Tenemos que hacer que en el mundo de la música entre dinero, y este mismo dinero se retroalimentará para hacer más y mejor música.
    Respeto para nuestra pasión. Si cuidamos de ella, ella nos cuidará a nosotros.

    Gracias por escribir este blog tan interesante. Estoy aprendiendo mucho gracias a tu perspectiva.

    Saludos desde Barcelona.

    Eneas.

    1. Miquel Hace 1 año

      Gracias por tu comentario Eneas! Este fue un post invitado de mi colega Angie Lófer y sí, tiene más razón que un santo. Saludos!