metas a corto plazo

Las metas a corto plazo | 7º single de “12 meses, 12 singles”

Entramos ya en agosto y, como ves, por aquí no dejamos de hacer música (por suerte). Este mes, más que nunca, me he dado cuenta de lo importante que son las pequeñas metas a corto plazo. Por eso quiero compartir contigo en este artículo de qué manera pueden ayudarte a ti y a tu música. Sin ellas yo hoy no podría presentarte mi nuevo single, el 7º del proyecto “12 meses, 12 singles”.

 

Probablemente ya sepas que el pasado 26 de julio edité el primer EP del proyecto, titulado #1. Ha sido un mes frenético: terminar el último single, “Toc toc”, masterizar el disco, hacer la portada, libreto, distribución, etc… Pero claro, el proyecto “12 meses, 12 singles” no acaba aquí, así que paralelamente he tenido que continuar con mi trabajo habitual: producir un nuevo single y aportarte valor mostrándote cómo lo hago, que es, al fin y al cabo, la razón de ser de este proyecto.

La psicología ya nos ha enseñado que todos nuestros proyectos, a pesar de que tienen un principio y un final (una meta), pueden descomponerse en una serie de pequeños proyectos con sus metas a corto plazo. Estas pequeñas metas, son objetivos más humildes, sencillos y realistas que, además, nos sirven para mantener nuestra motivación y para no salirnos del camino, lo cual es fácil en un proyecto de un año como el que estoy llevando a cabo.

Con la edición del 1er EP, he conseguido una de esas pequeñas metas, lo cual me hace valorar el trabajo realizado hasta ahora, refuerza mi confianza en el proyecto y me enseña que, si sigo así, voy a poder conseguir aquello que quiero. Pero todavía hay más…

 

Marca tus metas a corto plazo

Quiero que seas muy consciente de la importancia que tienen estas metas en tu trabajo musical. No es la primera vez que te hablo de compromiso o de fechas de entrega.

Hoy quiero profundizar un poco más y explicarte la hoja de ruta que yo estoy siguiendo para que tú puedas aplicar algo parecido a la hora de producir tu música.

La fecha de entrega y la consecuente planificación del proceso de producción es algo que todos los productores empleamos e implementamos cuando llevamos a cabo un proyecto como un disco. En este caso, mi fecha de entrega es el día 31 de diciembre de 2016.

Esa sería la meta final. Estaría en el primer escalón de la jerarquía. Pero para poder llegar hasta ahí con garantías y no abandonar durante el proceso, hay una serie de metas subordinadas.

En mi caso, sabía que iba a producir 12 temas, por lo tanto iba a dedicar un mes a cada tema. Ya tenemos una de esas metas a corto plazo. En lugar de trabajar a un año vista, ahora tengo una meta mucho más realista y más cercana de un mes, que se va a ir renovando cada vez que la consiga.

 

No se trata de subir un 8.000 la primera vez…

…si no de escalar una serie de montes más humildes primero.

Pero ese objetivo de un mes, también necesita desglosarse en más metas a corto plazo (a más corto plazo!) para poder manejar y planificar la rutina diaria de trabajo. Por tanto, si se que tengo que componer, arreglar, grabar, mezclar y masterizar un tema en un mes, puede que me planifique de manera que utilice la primera semana para componer, la segunda para arreglar o pre-producir, la tercera para grabar y editar y la última para mezclar y masterizar.

Cuanto más baja en la jerarquía es mi meta, más flexible es. Si en la primera semana no soy capaz de componer nada que me satisfaga, no pasa nada, puedo seguir unos días más. Y si me sale algo el primer día, pues ya puedo ir adelantando el trabajo. Pero mi meta final, el 31 de diciembre, es el faro que me guía.

 

El resultado de las metas a corto plazo

Este mes de julio he conseguido completar dos de esas metas a corto plazo: el 26 de julio, coincidiendo con mi 33º cumpleaños, edité el EP que contiene los 6 primeros singles del proyecto y ayer, puntal a mi cita, publiqué en mis redes el séptimo single de “12 meses, 12 singles”. Y todo ello sin dejar de hacer todo lo demás.

Sin metas no hay resultado, no hay objetivos. Ahí es donde aparece la procastinación, la improvisación, la frustración, la insatisfacción y, en último término, el abandono.

Yo no quiero que abandones tus proyectos. Pero, además, quiero que disfrutes del proceso y que no te suponga un sufrimiento.

Espero que este tema te inspire:

Esto es todo por este mes. Comparte con nosotros tus pensamientos sobre el tema y cuéntanos cómo llevas a cabo la planificación de tus producciones. Gracias por seguir ahí. Hasta pronto!
Opt In Image
Suscríbete y recibe GRATIS este eBook
Una guía de más de 50 páginas para subir tu música al siguiente nivel.
  • Valorada en 19€. ¡GRATIS ahora!
  • Guía paso a paso para que tu música vea la luz.
  • Incluye enlaces a otros recursos gratuitos.
  • De la composición a la masterización.
  • Te explico cómo puedes adaptar el proceso de producción a tus necesidades, posibilidades y recursos.

Podrás darte de baja cuando quieras. 100% libre de spam. Te resuelvo cualquier duda en info@esongpro.com

0

Miquel Concú

webfacebookinstagram

Soy un músico independiente. Creo y produzco música de manera autónoma desde cualquier lugar. Me he empeñado en derribar mitos y barreras para que todos podamos compartir nuestra música con el mundo.